Inténtalo Startups utiliza cookies propias y de terceros para que sus webs funcionen correctamente. Si continuas usando nuestra web, estás aceptando su uso. ACEPTAR POLITICA DE COOKIES

Inténtalo

Por Jesús Ferrandis

Emprender está de moda. Cada día son más los emprendedores, las incubadoras, las aceleradoras y los inversores que acaparan espacios en blogs, páginas deperiódicos y programas de radio y televisión. Desde muchos ámbitos se destaca el emprendimiento como el gran motor de cambio en el mercado de trabajo y como la palanca esencial para una creación de empleo que nos ayude salir de la crisis.

Sin embargo, fuera de los focos, la mayoría de las personas aún no considera el emprendimiento como primera opción, ni siquiera en una situación de necesidad o de total ausencia de alternativas. ¿Nos hemos parado a pensar por qué? ¿Quizás porque creen que no se dan las condiciones apropiadas para ello? ¿Quizás porque encuentran un mundo lleno de incertidumbres? ¿Quizás porque escuchan hablar de emprendimiento pero no se sienten protagonistas? Es evidente que son varias las barreras que debemos derribar entre todos.

 

Recorte infografía_v2

 

En primer lugar, es necesario despertar el talento emprendedor, tu talento, habilitando los mecanismos apropiados para que se generen ideas en cantidad y de la forma más natural. Porque generar ideas es fácil, es algo que está al alcance de todos.

¿Ya tienes una idea? Probablemente sí, pero ¿es buena? ¿Sabes lo que necesitas para convertirla en realidad? ¿Tienes las capacidades necesarias para triunfar como emprendedor? Seguramente aún no eres capaz de contestar a estas preguntas, pero no te preocupes, porque es lo normal.

Lo siguiente que debes hacer es desarrollar tu idea, darle forma y transformarla en algo que pueda ser testado con los usuarios finales, tus clientes, porque van a ser ellos quienes se encarguen de juzgar si tu idea es buena o no.

Quizás éste sea el proceso más complicado y de él depende en gran medida el éxito en tu aventura. Pero eso no debe bloquearte. Si tu idea es buena, tienes que luchar para sacarla adelante, porque emprender exige sacrificios. Es ahora es cuando debes actuar de forma enfocada y decidida, dejando a un lado cualquier miedo al fracaso y derribando todas las barreras que puedan surgir por el camino.

En esta etapa debes luchar por adquirir el conocimiento y desarrollar las capacidades necesarias para dar vida a tu proyecto. La formación y el aprendizaje continuo son claves para maximizar tu probabilidad de éxito.

También es el momento de buscar los compañeros de viaje adecuados. Afortunadamente no estás solo, sino que cuentas con el apoyo de todo un ecosistema a tu alrededor. Ahora más que nunca, y gracias a Internet y las nuevas tecnologías, existe una gran cantidad de recursos a tu alcance que te ayudarán en tu aventura.

Y si, por el contrario, tu idea no resulta tan buena como pensabas, deberás reconducirla cuanto antes o considerar tu retirada antes de consumir más recursos, que siempre podrás destinar a nuevos proyectos. Una retirada a tiempo nunca se considerará una derrota porque, aunque suene a tópico, forma parte del proceso de aprendizaje de todo buen emprendedor.

En Inténtalo no queremos que haya buenos emprendedores con buenas ideas que se queden por el camino por falta de recursos o de aptitudes. Por eso queremos ayudarte a formalizar tu idea, valorarla y, si merece la pena, lanzarla al mercado. Y todo ello con independencia de cuál sea tu perfil y de los recursos  con los que empieces. Porque el activo más importante es la ilusión y eso lo pones tú.

Creemos que emprender está al alcance de todos y no queremos que te quedes con las ganas.

¡Inténtalo!